Guía acerca de los Derechos en Minoristas

Definiciones

Un consumidor es por lo general quien compra o renta un producto o servicio para uso personal, familiar o del hogar.

Un comerciante es por lo general alguien que participa en ventas minoritas o transacciones de alquiler de bienes y servicios. “Comerciante” no se refiere a un individuo o entidad privada que está realizando una venta aislada de propiedades inmuebles o personales. Las entidades privadas por lo general están exentas de leyes del consumidor específicas, aunque puede haber otras leyes que apliquen para ellos.

Publicidad

Los negocios son responsables por la veracidad de sus piezas publicitarias. Nunca una representación de un negocio puede ser falsa o engañosa; si un comerciante no cumple con revelar un importante hecho, puede ser injusto o ilusorio.  Por tanto, los negocios deben revelar las fechas finales de venta, no puede basar sus comparaciones de precio sobre precios elevados, y no puede promocionar productos que no tengan la intención de vender tal como lo anuncian. Si se cometen errores en la publicidad, es obligación del negocio realizar las correcciones, y hasta que las correcciones sean realizadas, deberá honrar el precio ofrecido, a menos que un consumidor razonable reconociera el error.

Los vendedores están obligados a tener suficiente suministro de los artículos publicitados para satisfacer razonablemente la demanda anticipada y si ellos ofrecen cualquier forma de garantía, deben ser claros en los detalles y características de dicha garantía.

No es falsa publicidad si un almacén se queda sin suministros de un artículo publicitado y algo de lo siguiente es cierto::

  • Tenía una cantidad razonable, pero la demanda fue extraordinaria.
  • El anuncio establecía que las cantidades eran limitadas y no había vales disponibles.
  • El vendedor ofreció un vale.
  • El vendedor ofreció un artículo sustituto comparable.
  • El vendedor puede probar retrasos en el envío.

Un comerciante no debe tratar de atraer consumidores al almacén usando la publicidad de un producto, y luego intentar convencer a los consumidores de comprar productos más costosos una vez estén en el almacén.

Lo comerciantes no pueden:

  • Rehusarse a mostrar o vender productos publicitados;
  • Desacreditar los términos y la calidad de los productos publicitados

Si un almacén se queda sin un artículo publicitado, pida un vale, si lo ofrecen, para que usted pueda comprar el artículo al precio publicitado en una fecha posterior. El almacén debe notificar cuando vuelve a tener un artículo en inventario si se vende por $25 o más. El vale debe cumplirse en un plazo de 60 días. El almacén puede tener una póliza de no vales, pero este hecho debe ser divulgado.

Garantías

Además de cualquier garantía explícita que el comerciante hace sobre los bienes que vende, los consumidores también están protegidos por garantías implícitas. La ley de Massachusetts crea dos garantías implícitas que ningún negocio puede limitar.

La garantía implícita de comercialización quiere decir que un producto debe funcionar como es esperado por un periodo de tiempo razonable. Por ejemplo, el microondas calentará los alimentos. La ley de Massachusetts establece que cualquier producto comprador de un comerciante debe funcionar normalmente, para su finalidad prevista y por un “periodo de tiempo razonable”.

Esta garantía no aplica a ventas de entidades privadas.

La garantía implícita de adecuación para un propósito en particular significa que el vendedor tiene como saber el propósito particular para el cual el consumidor quiere usar los bienes, y que el comprador depende de la habilidad y juicio del vendedor para seleccionar y proveer bienes que se acomoden. Bajo esta regla, los bienes deben ser adecuados para ese propósito, por ejemplo, la bicicleta todo terreno que usted le dice al negocio que quiere, será adecuada para montar en terreno difícil.

Para cumplir con esta garantía el vendedor deberá saber el propósito para el cual usted está comprando un producto; usted deberá confiar en la habilidad o juicio del vendedor para seleccionar o proveer un producto que cumple con ese propósito; y el vendedor deberá saber que usted depende de su habilidad y juicio.

Si el producto está defectuoso al momento de la compra, o si se daña durante el tiempo de la garantía implícita, tanto el vendedor como el fabricante son responsables de hacer lo correcto.

Bajo la Ley de Massachusetts, un comerciante no puede vender un producto “como es”, “con todas las fallas”, o con una “garantía 50/50”. La política regular de devolución de un almacén no aplica en el caso de bienes defectuosos.

Políticas de Reembolso, Devolución y Cancelación

La ley de Massachusetts requiere que los comerciantes divulguen sus políticas de reembolso, devolución y cancelación antes de que se realice una transacción. Un vendedor puede tener la clase de política de devoluciones que quiera… “todas las ventas son finales”, “solo crédito para mercancía”, “reembolso total en efectivo en un plazo de 30 días”, etcétera. La política de reembolso, devolución o cancelación debe ser divulgada al comprador de forma clara y evidente antes de que la transacción sea completada. Usualmente, esto se hace a través de una firma en el punto de pago. Imprimir la política de devolución del almacén solo en el comprobante de venta de la registradora no es suficiente.

Usted puede devolver bienes dentro de un plazo razonable de tiempo sí ninguna política de devolución fue expuesta.

Excepción para Mercancía Defectuosa

  • La política de devolución, reembolso y cancelación del comerciante no puede aplicarse a la devolución de un producto defectuoso.
  • Si usted compra un producto defectuoso, el comerciante debe ofrecerle opciones de reemplazo, reparación o reembolso. Ver la “Garantía Implícita de Comercialización” para más información.

Mercancía de orden especial puede tener restricciones adicionales.

Cargos por reposición

Aunque no hay leyes relacionadas con los cargos por reposición, usted puede chequear con el almacén antes de realizar una compra si usted cree que tendrá que devolver un artículo.

Reparaciones y Servicios, Incluyendo Garantías y Contratos de Servicios

Es un acto o práctica injusta y engañosa el que un negocio no presente con anticipación, cuando el consumidor lo solicita, un estimado del costo sobre reparaciones anticipadas, o la base sobre la cual el cargo será realizado, y el tiempo esperado que tomará realizar las reparaciones. Es también injusto o engañoso tergiversar la necesidad de reparaciones, para hacer o cobrar por reparaciones no autorizadas, o para establecer que las reparaciones se han realizado cuando no se han hecho, y el incumplir con divulgar que habrá un cargo por servicio incluso si no se realiza ninguna reparación por una llamada de servicio a la residencia, si fuera el caso.

Períodos de Gracia, Derecho a Cancelar una Venta

Hay ciertas situaciones limitadas en las que un consumidor tiene el derecho a cancelar un contrato y a recibir un reembolso por la devolución del artículo comprado. Las Regulaciones de la Fiscalía General y la Regla de Comisión Federal de Comercio sobre Periodos de Gracia para ventas puerta-a-puerta aplican para las ventas de ciertos bienes. Las ventas puerta-a-puerta son realizadas fuera del negocio del comerciante (la oficina principal o sucursal); sin embargo, la regla no aplica a ventas realizadas en su totalidad por teléfono o correo postal.

Al momento en que usted acepta la venta puerta-a-puerta, usted debe recibir:

  • El aviso del derecho a cancelar,
  • Dos copias del formato de cancelación, y
  • Una copia de su contrato o recibo. El contrato o recibo debe ser por escrito, y listar el nombre y la dirección del vendedor, la fecha de la venta, una explicación de su derecho a cancelar, y cómo puede usted hacer valer ese derecho.

Para cancelar, usted debe notificar al vendedor por escrito o por el método dado en el contrato, a la dirección dada en el contrato, por correo postal regular, por telegrama enviado, correo electrónico o por entrega, a más tardar a la media noche del tercer día hábil después de la firma del contrato. Un día hábil bajo esta ley incluye cualquier día calendario a excepción del domingo y días festivos. Dentro de los 10 días de recibir su aviso de cancelación, el vendedor debe reembolsar su pago. Usted debe permitir que el vendedor recoja los bienes en su dirección, o si el vendedor lo solicita, y usted está de acuerdo, usted puede enviarlos de vuelta con cargo y a riesgo del vendedor. Si el vendedor no recoge los bienes en un plazo de 20 días de la fecha del aviso de cancelación, usted puede hacer lo que desee con ellos.

El periodo de tres días de gracia de Comisión Federal de Comercio aplica a ventas de bienes con precio de $25 o más en su residencia, y ventas de más de $130 realizadas en una ubicación temporal. No aplica a ventas de inmuebles, seguros, valores, o reparaciones residenciales de emergencia. El periodo de gracia aplica a ventas realizadas en su residencia o cuando usted compra un artículo en un lugar que no es el sitio permanente de negocios del vendedor, y si usted elige, usted tiene la opción de cancelar la venta y recibir un reembolso total hasta la media noche del tercer día hábil después de la venta. Dichos vendedores deberán incluir un Aviso de Derechos de Cancelación en su recibo o contrato al momento de la venta, así como formatos de cancelación para ser devueltas al vendedor.

También hay estatutos de Massachusetts que ofrecen el derecho a tres días para anular segundas hipotecas, tiempos compartidos, contratos de clubes de salud, y contratos de mejoras a la residencia.

El derecho a 3-días para cancelar no aplica a acuerdos de venta de telemercadeo.

Mercancía No Solicitada

En Massachusetts, usted tiene derecho a conservar, sin ninguna obligación adicional, mercancía entregada a usted que usted no ordenó. Esta regla aplica si la mercancía fue enviada por correo a usted, o si fue entregada por algún otro método.

Regla para Orden por Correo

La Regla de Orden por Correo de la Comisión Federal de Comercio, aplicable para artículos ordenados por teléfono, fax, correo, televisión, o computadores, establece que una compañía debe enviar su orden dentro del plazo límite anunciado. Si no se anuncia ningún límite, la compañía debe enviarle su orden en un plazo de 30 días desde el recibo de su orden, a menos que la compañía le contacte y usted esté de acuerdo con un retraso.

Si usted aplica por un crédito para pagar por su compra (abrir o extender una línea de crédito con la compañía), el tiempo límite para el envío se extiende a 50 días. Este límite no es aplicable para órdenes P.C.E. (pago-contra-entrega) u órdenes por las cuales no le cobran a su cuenta hasta que la orden es enviada, o para órdenes de semillas y plantas, foto-acabado, o suscripciones a revistas (diferente a la primera edición). Note que no hay una regla que diga que no se le puede cobrar por bienes en el momento en que los ordena, incluso si no serán despachados inmediatamente.

Planes de Pago por Plazos

Es un acto o práctica injusta y engañosa que un almacén no informe o tergiverse sus planes de pago por plazos a los consumidores que quieran pagar por plazos, o que un almacén anuncie que un artículo en particular escogido por el comprador o una réplica exacta puede ser “comprada por plazos” si no es cierto, o no informar el límite de tiempo por el cual la mercancía será reservada.

También es injusto y engañoso incrementar el precio de bienes para pago por plazos, bien sea incrementando los pagos o sustituyéndolos por bienes de menor calidad, o no entregando los bienes pagados por plazos o un sustituto exacto, cuando los pagos se han realizado, a menos que el comprador haya acordado por escrito previamente los cambios.

El almacén también está obligado a entregar al comprador un recibo por los pagos realizados cuando los hace, y si se le solicita, a dar una lista del balance de pagos realizados hasta la fecha.

Finalmente, es injusto o engañoso no informar o tergiversar de cualquier forma la política relacionada con cancelaciones y reembolsos o no-reembolsos de pagos realizados, y si los pagos no son reembolsados, el no informar del hecho por escrito.

Privacidad del Consumidor Cuando se Compra con Tarjeta de Crédito o Cheque

Massachusetts tiene limitaciones específicas en la información que puede ser requerida cuando usted usa una tarjeta de crédito o cheque para pagar por algo. Cuando usted realiza una compra con una tarjeta de crédito, el comerciante no debe escribir o requerir que usted escribe su dirección o número de teléfono en el recibo, aunque el negocio puede pedirle esta información si es necesaria para el envío o entrega de su compra.

Si un negocio acepta cheques personales como pago, puede que no requiera que usted les dé un número de tarjeta de crédito, o ninguna otra información personal fuera de su nombre, dirección, licencia de conducción, o número de identificación del estado, y un número de teléfono para llamar durante el día. Un negocio puede verificar su nombre, firma, y fecha de expiración en una tarjeta de crédito; no podrá usar esta información para chequear si el que firma el cheque tiene una línea de crédito para cubrir los cheques, a menos que esto sea acordado en el contrato del negocio con el emisor de la tarjeta.

Sin embargo, un negocio, como un almacén de alquiler de videos, puede solicitar y grabar un número de tarjeta de crédito y la fecha de expiración como un depósito para asegurar el pago en el caso de no pago, pérdida, o daño.

Recomendaciones para Comprar

Recuerde leer todos los anuncios con cuidado.

Si usted tiene preguntas sobre el anuncio, pregunte al vendedor. Esto aplica a ventas en persona, o por correo o por otros medios.

Realice comparaciones antes de hacer cualquier compra mayor.

Ya que un vendedor no está obligado por la ley a darle un precio de venta después si el artículo que usted compra entra en promoción después de que usted lo compra, siéntase en la liberta de preguntar si un artículo entrará en promoción pronto, o si usted no lo necesita inmediatamente, pregunte si hay una temporada especial para comprar artículos en promoción. Por ejemplo:

  • Ventas de ropa de cama tienden a ser en enero; vehículos automotores nuevos entran en promoción al final del verano o al principio del otoño, cuando el “modelo del año” cambia.
  • Artículos de temporada entran en promoción a la mitad de la temporada – después del 4 de julio, artículos de vestir de verano les bajan el precio substancialmente.

Llene los formatos de orden claramente. Si usted no quiere que el comerciante substituya uno de los artículos por otro que no está en inventario, hágale sabe al vendedor.

No le dé el número de su tarjeta de crédito o número de cuenta corriente a un vendedor a menos que usted esté seguro de quién es el vendedor, cuáles son sus políticas de devolución, cancelación y reembolso, y donde puede contactar al vendedor si tienen problemas o quejas.

Cuando usted usa su tarjeta de crédito, usted tiene derechos adicionales para reclamar el pago por bienes defectuosos o tergiversados, si la disputa involucra una compra de más de $50, hecha dentro de su estado o en un radio de 100 millas de su hogar.

Recuerde, pagar algo con una tarjeta débito resta dinero de su cuenta inmediatamente. Es más difícil disputar dichas transacciones que disputar transacciones realizadas con tarjetas de crédito.

Antes de ordenar cualquier cosa en línea, de un catálogo, anuncio impreso, comercial por teléfono o televisión, asegúrese de que conoce el negoción del cual quiere comprar, todos los detalles del producto que está ordenando, y entiende todos los términos de la transacción.

Tarjetas y certificados de regalo

Comprar Certificados y Tarjetas de Regalo

Examine tarjetas de regalo antes de comprarlas.  Verifique que no se ha quitado ninguna de las etiquetas de protección.   También asegúrese de que no se han desconchado los códigos al revés de la tarjeta para revelar la clave (código PIN). Reporte las tarjetas manipuladas a la tienda que las venda.  

Lea toda la información que acompaña la tarjeta o visite al sitio de internet de la compañía a quien compre la tarjeta para asegurarse de que entiende lo que está recibiendo.  Dé toda esta información a la persona a quien le da el certificado o tarjeta de regalo.

Aunque tarjetas de regalo se parecen a tarjetas de crédito o débito, no son tarjetas de crédito ni débito.  Aunque una tarjeta de regalo presente un logo de Visa o Mastercard, la tarjeta no es una tarjeta de crédito ni débito y no lleva automáticamente las mismas protecciones en el evento de pérdida o robo. 

Utilización de la tarjeta o certificado

Algunas tarjetas o certificados de regalo se pueden usar solamente en las tiendas físicas del minorista,  otras tarjetas se pueden usar en cualquier minorista y por el internet.  Algunas corporaciones grandes tienen cadenas de tiendas distintas, y frecuentemente se puede utilizar sus tarjetas o certificados de regalo en todas las cadenas (por ejemplo, Gap, Inc., vende tarjetas de regalo que se pueden canjear para comprar mercancías a Gap, Banana Republic, Old Navy, y Athleta). Lea la letra pequeña y asegúrese de que la entiende antes de realizar la compra.  

Si recibe una tarjeta o certificado de regalo, asegúrese de que tiene los términos y condiciones de la tarjeta, el recibo original de la compra, o el número de identificación de la tarjeta.  Si no acompañaron a la tarjeta, pídalos a la persona que le dio el regalo, y guárdelos en un lugar seguro.  

Fechas de expiración

Según la ley de Massachusetts, un certificado de regalo o recibo de crédito por mercancía  (dado por haber devuelto mercancía) debe ser válido por siete años desde la fecha de su expedición. (M.G.L. c. 93, s. 14S). El vendedor debe indicar claramente la fecha de expedición y la fecha de expiración o en el certificado impreso o, en el caso de una tarjeta electrónica con un valor monetario ingresado, en el recibo de venta o por medio de un sitio web o número de teléfono gratuito (M.G.L. c. 200A, s. 5D). Si la fecha de expiración no está disponible por estos modos, el certificado o la tarjeta no expira.  Esta ley entró en vigor el 1 de abril del 2003. Certificados de regalo expedidos pero no canjeados antes de esta fecha también son canjeables por siete años desde la fecha de su expedición. 

Una vez que se haya canjeado 90 por ciento o más del valor de un certificado de regalo, el consumidor puede elegir recibir lo restante en efectivo. Un comprador o poseedor de un certificado de regalo que, según sus términos, autoriza al comprador o poseedor  a añadir dinero, cual certificado se ha canjeado parcialmente tal que queda $5.00 o menos, tiene que hacer una elección para recibir lo restante en efectivo o continuar usar el certificado de regalo.  Un certificado de regalo sin balance es nulo. 

Nota: El término "certificado de regalo" no se aplica a tarjetas telefónicas pagadas con antelación. ( M.G.L. c. 255D, s. 1).

Fecha de expiración de Tarjetas de Regalo

Algunas tarjetas de regalo tienen fechas de expiración; otras le permiten al usuario “recargar” o agregar dinero al balance de la tarjeta. Información acerca de la fecha de expiración y cargos adicionales pueden aparecer en la misma tarjeta/certificado, en su sobre, o en el sitio de internet del suministrador. Si no lo ve, pregunte. Si la información está separada del regalo, déselo al recibidor del regalo para ayudar a proteger el valor de la tarjeta/certificado.

Las leyes estatales no aplican a las tarjetas de regalo emitidos por bancos nacionales, aunque estas tarjetas puedan estar bajo la distribución de otras entidades de parte del banco. Sin embargo, leyes federales permiten que los cargos sean valorados para un certificado o tarjeta si pasan tres condiciones. Para más información, vea la sección de cargos de este sitio de internet.

Tarjetas Vencidas

Si su tarjeta o certificado se vence antes de que usted haya podido utilizarla, contacte al suministrador. Ley federal ahora prohíbe la venta o emisión de una tarjeta de regalo o certificado que tenga una fecha de vencimiento de menos de cinco años después de que la tarjeta o certificado haya sido utilizada o la última vez que sus fondos fueron cargados. Si la tarjeta se vence y sus fondos aún están válidos, usted puede pedir que le remplacen la tarjeta o certificado.

Por ejemplo, si usted tiene una tarjeta de regalo recargable con una fecha de vencimiento pero usted ha recargado la tarjeta con nuevos fondos antes de que se venza, usted puede solicitar una tarjeta nueva sin cargos adicionales.

Algunos emisores han parado de cargar por inactividad o de poner fechas de vencimiento, así que beneficioso chequear con el emisor para asegurarse de que usted tiene la información mas reciente.

Cargos

Algunas tarjetas de regalo o certificados pueden tener cargos, tales como: cargos de activación, cargos de transacción (por todas las transacciones, por un numero alto de transacciones, o por ciertos tipos de transacciones); cargos de mantenimiento mensuales; cargos de reemplazo por tarjetas/certificados perdidos o robados; cargos para chequear balances; cargos por inactividad (especialmente para tarjetas de regalo – si el dueño de la tarjeta no la ha utilizado por un largo periodo de tiempo, un cargo puede ser deducido del balance cada mes); o cargos de manipulación y envío si la tarjeta o certificado es comprado por el internet o por teléfono. Algunos cargos pueden ser pagados en efectivo, pero otros pueden ser deducidos directamente del valor de la tarjeta o certificado.  Antes de comprar, considere los posibles cargos de compra, como hemos mencionado. También considere los cargos que podría tener el recibidor de la tarjeta o certificado de regalo.

Generalmente, bajo la ley estatal de Massachusetts, un certificado de regalo o recibo (dado por regalos devueltos) debe ser reclamable por un mínimo de siete años desde la fecha de emisión. Ley estatal, sin embargo, NO aplica a tarjetas de regalo emitidas por un banco nacional, aun si estas tarjetas son vendidas por otra entidad que no sea el banco.

Por ejemplo, algunas tarjetas de regalo de centros comerciales pueden que no sean elegibles para la regla de siete años y también pueden tener cargos adicionales, porque las tarjetas son emitidas en conjunto con un banco nacional. Tarjetas emitidas por banco nacionales pueden ser reclamables por un periodo de tiempo más corto-cinco años. Estas tarjetas también pueden tener cargos adjuntos que podría disminuir el valor de la tarjeta tras el periodo de un tiempo, ya que algunas tienen  cargos mensuales de “mantenimiento” o “inactividad” que pueden ser activadas cuando la tarjeta no es utilizada dentro de unos meses; también puede que tengan cargos por chequear el balance de la tarjeta; cargos por tarjetas pérdidas o robadas; o cargos de reemplazo si la tarjeta se vence pero usted aún tiene balance que quiere utilizar. Estos cargos le deben ser revelados y solo pueden ser valorados bajo tres condiciones:

  • La tarjeta o certificado tiene que estar inactive por el mínimo de un año;
  • No más de un cargo puede aceptado al mes; y
  • El consumidor debe ser dado informado de manera clara y concisa acerca de los cargos.

Cargos de servicio pueden ser definidos como cargos de mantenimiento de cuenta, así como cargos basado en actividad de cuenta.

Clausura de Tienda y Bancarrota

Si usted compro una tarjeta de regalo o certificado y la tienda cierra su negocio, usted podría ser capaz de recibir alguna forma de reembolso por el valor del certificado.

Si el negocio no declara bancarrota, pero simplemente cierra, eso no significa que usted no será capaz de utilizar su certificado de regalo. Algunos negocios piden por un “asignación para el beneficio del acreedor” con una corte estatal, y ese proceso puede también proveer para la distribución ordenada de bienes. Algunos negocios pueden proveer una opción para transferir el valor de un certificado de regalo a otra locación o a quien compre la lista de clientes.

Si un negocio se aprovechó de sus clientes, la oficina de la Fiscal General puede traer acción legal para conseguir recuperar el valor de los certificados de regalo o tarjetas de regalo que no fueron utilizados.

Bancarrota

Si un negocio solicita la protección de una corte de bancarrota, usted debe presentar un documento llamado “prueba de reclamo” con la corte. Incluya cualquier información que usted tenga acerca del valor del certificado, y una fotocopia del certificado o tarjeta de regalo. Bancarrota permite el pago de reclamos dependiendo en los bienes disponibles.

Si una compañía anuncia que ha declarado bancarrota por medio del Capitulo 11 y está “reorganizando”, la compañía puede pedirle a la corte la habilidad de honrar los certificados. Puede ser en el mejor interés de la compañía el mantener buena voluntad si quiere continuar su operación, así que este requisito tiene buen sentido para el negocio, pero no es siempre seguro de que esta petición sea hecha a la corte.

Si una compañía declara para “liquidación” en bancarrota, a través del Capitulo 7, no habrá bienes disponibles para pagar todo o aun parte del valor de los certificados de regalo de consumidores. Algunas cortes de bancarrota consideran los certificados de regalo a ser “depósitos de consumidor” bajo el código de bancarrota,  el cual le da derecho a ciertos acreedores que no están asegurados prioridad sobre ciertas reclamaciones, pero no todas las cortes lo consideran.