La legislación de Massachusetts establece que debe darse a los empleados un descanso de 30 minutos cada seis horas de trabajo. El empleado tiene libertad de salir del lugar de trabajo durante el descanso. Un empleado puede renunciar voluntariamente al descanso para comer, pero debe recibir pago por todas las horas trabajadas. El período de descanso puede ser sin goce de sueldo. Sin embargo, debe pagarse compensación por el descanso para comer de 30 minutos si el empleado acepta voluntariamente renunciar a dicho descanso para (1) trabajar en el período de descanso, o (2) permanecer en las instalaciones a pedido del empleador durante el tiempo de descanso. Pueden encontrarse algunas excepciones a este requisito en M.G.L. c. 149, art. 101.

Rezo durante el período de descanso

Los empleados pueden rezar durante el período de descanso. El descanso para comer se considera parte del tiempo libre del empleado.