banner image of re-think your drink in Spanish

Los refrescos, jugos y otras bebidas azucaradas saben muy bien pero tienen muchas calorías y no tienen nutrientes. La próxima vez que tenga sed, piense dos veces lo que va a beber. Tome menos refrescos, jugos y otras bebidas azucaradas. Escoja agua, agua mineral con gas o leche sola (descremada o semidescremada).

¿Piensa que las aguas vitaminadas, los cafés con sabores agregados, los batidos y las bebidas energizantes son opciones más inteligentes? Aunque parezcan inofensivas, estas bebidas pueden contener una cantidad alarmante de azúcar y calorías.

Elija mejor sus bebidas

  • Siempre que pueda, elija agua sin agregados, con saborizantes o carbonatada, y bebidas dietéticas en lugar de refrescos no dietéticos y bebidas frutales.
  • Para saciar la sed sin agregar calorías, lleve una botella de agua con usted durante el día.
  • Compre leche sola, descremada o semidescremada.
  • Agregue fruta fresca o un chorrito de jugo de fruta 100% natural (como jugo de arándanos rojos, cranberry juice) al agua carbonatada.
  • Endulce el café y el té con edulcorantes sin calorías y use leche descremada o semidescremada.
  • Cuando decida tomar una bebida azucarada, escoja el tamaño más pequeño (como una lata o una botella de 8 onzas de refresco).
  • Limite el consumo de bebidas energizantes, cada bebida contiene de 16 a 18 cucharaditas de azúcar.
  • Sólo tome bebidas para deportistas después de una actividad física intensa, y no como bebida cotidiana.

This information is provided by the Department of Public Health.