En general, los niños a esta edad pueden comer los mismos alimentos que el resto de la familia. Necesitan la misma variedad, pero en porciones más pequeñas. También pueden comer con el resto de la familia durante las comidas en familia.

¿Busca ideas para bocadillos?

Cómo encontrar el equilibrio para su niño de 1 a 2 años de edad: ¡Ya no soy un bebé!

Pirámide alimenticia (Guía de los alimentos en forma de pirámide)

Su niño necesita comer de acuerdo a la Pirámide alimenticia, igual que usted. El tamaño de las porciones puede ser más pequeño, ¡pero la proporción de alimentos debe ser la misma! Al crecer, los niños necesitan más variedad de alimentos y menos cantidad de leche para satisfacer sus necesidades. Dele alimentos de cada grupo de la Pirámide alimenticia todos los días.

Pruebe estas ideas:

  • Huevos revueltos y queso
  • Arroz, lentejas y yogur
  • Torrejas (french toast) o panqueques con fruta por encima
  • Pizza hecha con English muffin
  • Chili, sopas o guisos caseros
  • Brócoli con queso derretido
  • Puré de papas o de batatas
  • Arroz mezclado con frijoles o con espinacas
  • Arroz con tofu y verduras
  • Budín de trigo partido (grapenut pudding) o arroz con leche
  • Hamburguesas de verdura o de soya
  • Buñuelos de verduras o de carne
  • Hummus con pan de pita y pepinos
  • Queso cottage (requesón) o yogur, con fruta fresca
  • Huevo hervido con puré de papas
  • Puré de plátanos verdes
  • Frijoles y croquetas de pescado

Crecer significa...

  • Usar una taza y no el biberón.
  • Comer por mi cuenta y, quizá,s ensuciarme.
  • Comer muchas comidas pequeñas y bocadillos.
  • Probar nuevos alimentos y texturas - ¡no más alimentos para bebés!
  • Algunos días comer mucho y otros poco.
  • Aprender a usar la cuchara y el tenedor.

Ayúdame a acostumbrarme...

  • Dame un tenedor y una cuchara a mi medida.
  • Corta la comida en trozos del tamaño de un bocado.
  • Vamos a comer todos juntos en la mesa. ¡Me encanta que me acompañen cuando como!
  • Me gustan las rutinas. Dame la comida y los bocadillos a la misma hora cada día.
  • Dame los mismos alimentos que come toda la familia. ¡No pienses que los alimentos que te gustan a ti, no me van a gustar a mí!
  • Dame alimentos nuevos junto a los que ya me gustan.
  • Si no me gusta un alimento la primera vez, sigue intentándolo. ¡Me va a empezar a gustar a medida que crezca!
  • Déjame probar alimentos que a ti no te gusten. ¡Quizás me gusten!
  • Ten paciencia conmigo cuando exploro alimentos nuevos.
  • No me obligues a comer ciertos alimentos.
  • No pelees conmigo por la comida. Nadie sale ganando.
  • No te preocupes demasiado por el desorden.
  • No me des más de 20 a 24 onzas al día de leche y no más de 4 a 6 onzas al día de jugo de fruta puro.
  • No te olvides de ofrecerme agua a lo largo del día.

Ayúdame a sentirme bien conmigo mismo...

  • Déjame ayudarte en la cocina.
  • Puedo lavarme las manos con agua y jabón antes de empezar a preparar los alimentos y de comerlos.
  • Puedo cortar las hojas de la lechuga.
  • Puedo poner los ingredientes en el bol y mezclarlos con una cuchara.
  • Puedo hacer de cuenta que cocino con olla, sartén, cuenco y cucharas.
  • Déjame ayudarte a elegir las frutas y verduras en el supermercado.
  • Canta, baila y escucha música conmigo.
  • Salgamos a caminar en familia más seguido.
  • Apaga la televisión mientras comemos.

Recuerda que todo lo aprendo de ti. ¡Con tu ejemplo aprendo la mayoría de mis hábitos alimenticios y decido qué alimentos comer!

Nota: La actividad física es tan importante como la nutrición para que su niño se mantenga sano. Actividad física para todos según los CDC

 


This information is provided by the Department of Public Health.