Si se determina que son razonables, los siguientes gastos pueden ser admisibles para pago o reembolso. Las categorías incluyen, pero no se limitan a:

  • Pagos a proveedores de cuidado de salud
  • Atención ambulatoria pediátrica especializada
  • Servicios para adicciones o salud mental
  • Atención aguda o especializada en hospital, ambulatoria y también como paciente interno
  • Equipo o suministros médicos desechables
  • Medicamentos
  • Modificaciones del hogar y de vehículos por razones médicas
  • Transporte médico
  • Cuidado de salud en el hogar
  • Gastos de viaje relacionados con tratamientos fuera del estado
  • Después de una revisión especial, tratamiento o medicamentos experimentales

La Comisión considerará otros gastos razonables relacionados con el tratamiento, la paliación, habilitación o rehabilitación de la enfermedad o el tratamiento médico de un niño.

En ciertas circunstancias, el CICRF puede pagar gastos relacionados con tratamientos experimentales. Por lo general, sin embargo, el Fondo no pagará el tratamiento de ensayos clínicos durante la fase I.

Sólo pueden considerarse para su pago o reembolso los gastos de los cuales la familia es directamente responsable como consecuencia del problema médico del niño. Por ejemplo, los gastos cubiertos por un seguro de salud o de otro tipo no pueden incluirse en el cálculo de gastos totales con derecho al beneficio.

En todos los casos, el CICRF debería considerarse como fuente de pago de último recurso después de que la familia ha agotado en forma razonable la búsqueda de otras fuentes de subvención.

Para más información llame al 1-800-882-1435 (si llama desde Massachusetts), al 617-624-6060 o al 617-624-5992 (teléfono de texto para personas con problemas de audición o de habla).