Considere si los opioides son necesarios para el alivio del dolor: ¿los necesita su hijo?

Considere alternativas.

Converse con el proveedor de atención de la salud de su hijo

Quizás su hijo necesite una operación, como cirugía oral o haya sufrido una lesión relacionada con los deportes. Un médico o dentista podría recomendar opioides recetados para el dolor.

Si ello ocurre, asegúrese de conversar con el proveedor de atención de la salud de su hijo sobre opciones de alivio para el dolor que no sean opioides. Hay medicamentos para el dolor que no son opioides, y algunos de ellos se venden sin receta. Obtenga más información sobre cómo prevenir el uso incorrecto de los opioides entre los estudiantes que practican deportes. Si su hijo necesita una receta, contrólela muy de cerca, como lo haría con cualquiera de sus medicamentos y hábleles sobre los peligros de abusar de ellos. Incluso puede solicitar que le den una cantidad menor de la cual indica la receta.

Tenga en cuenta que su hijo podría recibir medicamentos recetados para el dolor de un amigo que tenga una receta. Asegúrese que su hijo sepa que nunca es correcto compartir estos medicamentos.

Feedback